Investigando en la Escuela

Alfabetización científica.

Material de apoyo para realizar investigaciones escolares en educación ambiental - El agua en la escuela y sus alrededores.

Día a día la humanidad genera incontables conocimientos científicos, los cuales abren infinitos caminos para la comprensión de los fenómenos naturales y sociales.

Los avances de la ciencias son cada vez más vertiginosos, súper-especializados y se traducen a un ritmo similar en cambios en los estilos de vida de las personas a escala global, pero tal vez al mismo ritmo, se acrecienta la brecha entre aquellos que producen, entienden y aplican dichos conocimiento y la mayor parte de la población, que va quedando relegada de comprender la lógica de la investigación científica.

Como se señala en el Programa Escolar de Educación Inicial y Primaria 2008, La ciencia es un proceso colectivo que implica producción y construcción de realidades; forma, construye y reconstruye las realidades.

La actividad científica se desarrolla sobre sistemas de valores que generan códigos y jerarquías éticas. De lo que se desprende una relación entre ideología y ciencia.

En este marco los saberes científicos pasan a ser fundamentales para el desarrollo crítico del pensamiento, para la apropiación de la ciencia y la cultura. De aquí la necesidad de redimensionar la función de la educación: enseñar esos saberes, reconociendo el dinamismo del conocimiento y su necesaria vigilancia epistemológica.

La alfabetización científica, es una pieza clave a la hora de pensar en una Educación que promueva la formación de Ciudadanos comprometidos y críticos con las relaciones que las poblaciones establecen con su ambiente.

Acceder a metodologías por las cuales se produce conocimiento, favorece la comprensión de la realidad que se va construyendo en el seno de las sociedades.

Disminuir la brecha entre los que producen y de alguna manera controlan el conocimiento y las grandes mayorías, incrementa las posibilidades de poder formar personas verdaderamente críticas y que puedan participar activa y responsablemente en la gestión de los bienes ambientales.

En nuestros días, una educación en ambiente para el desarrollo humano sustentable y la ciudadanía ambiental, no puede estar ajena ni a la revalorización de los saberes cotidianos, ni a la alfabetización científica de la población en general.

No para homogeneizar la forma de producción de conocimiento, sino para democratizarla y diversificarla, ya que a partir de la metacognición de cómo aprendemos y cómo generamos ese conocimiento, podremos comprender los fenómenos naturales y sociales que pautan nuestras vidas, y ser conscientemente parte de la maravillosa capacidad que tenemos todos los seres humanos de aprender, comprender e investigar de distintas formas.

Con este material se pretende acercar una forma genérica de trabajo metodológico para abordar el estudio e investigación de distintos temas en las escuelas, por ejemplo usos del agua, con la aclaración que debe ser resignificado en cada lugar, para que no se transforme en una nueva receta, con la que solamente se reproducen modelos y no se construye conocimiento compartido.

Proyectos de investigación en la escuela

Como forma de ordenar las ideas, se presentarán a continuación distintos puntos que pueden colaborar en el proceso que cada grupo de estudiantes, con sus docentes, realicen en una escuela determinada y en un momento histórico concreto, por lo que deben ser tomados como sugerencias metodológicas y no como caminos únicos, porque deben recordar que NADIE SABE MÁS DE LA REALIDAD DE LA REALIDAD DE UNA ESCUELA, EN UN TIEMPO CONCRETO, QUE LA COMUNIDAD EDUCATIVA PRESENTE (alumnos, docentes y personal no docente, padres, vecinos, etc.)

  • Descripción del contexto sociohistórico

La investigación científica en tanto práctica social ocurre en un determinado CONTEXTO SOCIOHISTÓRICO (Sirvent, 2006), por lo tanto no es lo mismo si vamos a realizar el estudio sobre los usos del agua por ejemplo, en una escuela situada en una ciudad o en un ámbito rural, por lo cual es importante describirlo y asumirlo como un elemento que condiciona el trabajo.

Desde esa escala macro en donde comparamos dos realidades que se muestran claramente como distintas, debemos ir a la escala de cada grupo con el cual trabajemos, ya que todos son distintos y presentan por tanto distintos contextos para el trabajo de investigación.

Es importante entonces describir todos aquellos factores que creamos están relacionados con el tema o problema de investigación, por ejemplo si se trata del estado del agua en un arroyo, cañada o lago cercano a la escuela, las formas de producción, las costumbres y los medios de vida predominantes son importantes y se deben tener en cuenta.

  • Problematizar la realidad mediante preguntas - hipótesis

Continuando con el ejemplo del agua, los diversos usos que le damos puede ser lo que se denomina situación problemática, o sea la situación de la realidad que preocupa al investigador.

Una misma situación problemática, puede dar lugar a diversos problemas de investigación (Sirvent, 2006).

Esto quiere decir que no podemos investigar todo de una situación, que tenemos que hacer foco en un problema de investigación, por ejemplo el uso del agua en los bebederos de la escuela, o el estado de las cisternas en los baños, o el estado del agua en una zona en particular de un curso de agua o la que llega a la escuela.

Una ayuda puede ser plantear preguntas de investigación dentro de esa situación marco, por ejemplo si nos interesa saber cuánta agua se consume en la escuela, se partan de preguntas como: ¿Cuánta agua se gasta en el bebedero escolar o en los baños al descargar las cisternas?

Estas preguntas generan líneas de investigación, porque seguramente para responderlas se nos ocurrirán métodos de registros o recolección de datos, por ejemplo medir el agua que sale de los bebederos por minuto, o la capacidad de las cisternas y cuántas veces se descargan por día.

Estos datos, por más que parezcan triviales, son parte de CONOCIMIENTOS ÚNICOS, porque nadie sabe seguramente, cuánta agua se utiliza en esa cisterna o bebedero por día.

  • Relación entre la Teoría y los fenómenos concretos estudiados

Seguramente hay muchos estudios realizados en relación a fenómenos similares a los que queremos investigar, con distintas metodologías y abordajes.

Es importante recopilar la máxima cantidad de información sobre el tema en libros o publicaciones virtuales, de distintas fuentes y que sean fiables como los respaldados por centros de estudios, universidades, etc. o sea que el material venga directamente de quienes elaboran el conocimiento (CONICYT, 2010).

Para continuar con las preguntas de investigación del punto anterior, si bien nadie sabe lo que ocurre específicamente con las cisternas de nuestra escuela, es muy probable que alguien ya estudiara en algún momento el tema de las cisternas, por lo cual, buscar fuentes de información de cómo investigarlas resulta muy útil y necesario para no repetir procedimientos erróneos, por ejemplo que otros ya experimentaron.

  • Diseño de investigación – trabajo metodológico - resultados

Es hora de preguntarnos cómo vamos a realizar el trabajo de investigación en relación a nuestras interrogantes o problemas de investigación, si observar, medir, experimentar, encuestar u otra forma de recolección de datos, incluyendo en cuánto tiempo vamos a realizar la tarea, si vamos a trabajar en equipos, cómo se va a registrar la información, qué recursos necesito para llevar adelante todo el trabajo, etc.

Por ejemplo se puede diseñar una encuesta para conocer cómo utilizan los compañeros los bebederos, los vecinos el agua o tomar medidas de tiempo de uso y cantidad de agua promedio utilizada por día por cada estudiante, incluso si existen distintas canillas o dispensadores cual es el más eficiente en relación al tiempo realizando muestras.

Todo lo que se haga y los datos obtenidos debe registrarse como datos concretos del trabajo, conformando estos últimos los llamados resultados del trabajo, los cuales recordemos SON ÚNICOS Y MUY VALIOSOS.

  • La Investigación Científica puede tener como finalidad no sólo conocer sino transformar la realidad.

Luego del trabajo metodológico propiamente dicho, se realizarán discusiones, contrastarán datos y bibliografía, interpretarán los resultados, intentando arribar a conclusiones que tiendan a transformar y mejorar la realidad en relación el tema en cuestión.

Esto puede traducirse en sugerencias de uso, horarios, tipo y disposición de las canillas, presión del agua, normas de convivencia y hasta denuncias, frente a personas o empresas que están perjudicando el ambiente y la salud de la comunidad con sus prácticas, entre muchas otras que seguramente dependerán del lugar en el que se realiza el trabajo.

  • La Investigación Científica busca la socialización del conocimiento producido

Por último pero no menos importante, todo conocimiento generado debe ser divulgado de alguna manera. Las formas más comunes son la producción de artículos científicos o presentaciones orales en diversas instancias y la elaboración de un póster científico.

En esta oportunidad vamos a proponer divulgar el conocimiento generado en esta investigación mediante un video, en el cual se registre el proceso y resultados de la investigación escolar realizada.

Bibliografía:

  • CEIP, (2008). Programa de Educación Inicial y Primaria. ANEP. Montevideo - Uruguay
  • CONICYT (2010). Guía de apoyo a la investigación científica escolar. Gobierno de Chile. Chile
  • Programa Escolar 2008. CEIP – ANEP. Uruguay
  • Sanmartí, N y Márquez, C. (2012) Enseñar a plantear preguntas investigables. Universitat Autónoma de Barcelona. Barcelona.
  • Sirvent, María Teresa (2006). El proceso de investigación, Universidad Nacional de Buenos Aires – Facultad de Filosofía y Letras. Buenos

Imágenes:

Galería de imágenes