fbpx
Imprimir esta página

Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático en ciudades e infraestructuras

nap internaa

¿Qué es el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático?

Este plan, denominado también como NAP Ciudades, es una iniciativa que busca ayudar al Uruguay a llevar adelante un plan para la adaptación al cambio climático en ciudades e infreaestructuras en el marco de una agenda estratégica más amplia relativa a la sostenibilidad de las ciudades.

Objetivos:

  • Reducir la vulnerabilidad frente a los efectos del cambio climático mediante la creación de capacidades de adaptación y resiliencia en ciudades, infraestructuras y entornos urbanos
  • Facilitar la integración de las medidas de adaptación al cambio climático, de manera uniforme, en las políticas, programas y actividades correspondientes, en procesos y estrategias de planificación del desarrollo concretos dirigidos a las ciudades y la planificación local.

Esta iniciativa se desarrollará durante 3 años, liderada por el Mvotma trabajando conjuntamente con el Sistema Nacional de Respuesta al Cambio Climático y la Comisión Asesora de Ordenamiento Territorial, la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, el Sistema Nacional de Emergencias, el Congreso de Intendentes y la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional.

El financiamiento del NAP Ciudades proviene de una donación del Programa Preparatorio dell Fondo Verde para el Clima (FVC) acordado durante la Cumbre de París y es gestionado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

¿Por qué es importante esta iniciativa?

Porque permitirá construir la capacidad de adaptación y resiliencia en centros urbanos, proteger valiosa infraestructura y entornos urbanos, y facilitar la integración de la adaptación al cambio climático en las políticas, programas y actividades, con foco en las poblaciones más vulnerables ante los eventos climáticos extremos y el cambio climático.

A medida que elabora su Plan Nacional de Adaptación en Ciudades e Infraestructuras, Uruguay planea construir una estrategia para movilizar financiamiento para la adaptación en el plano local en forma sostenible con el fin de liberar el potencial de inversión del sector privado. Además promoverá el trabajo multisectorial y descentralizado.

Contexto

El Plan Nacional de Respuesta al Cambio Climático, elaborado por Uruguay en 2010, establece que la adaptación es una prioridad estratégica para el país. Es por ello que Uruguay ha venido tomando medidas en los distintos sectores con respecto a la adaptación al cambio climático y a la variabilidad, y a la gestión del riesgo climático, mediante la instauración de políticas públicas tanto a nivel de gobierno nacional y departamental y por el uso de recursos nacionales y extranjeros.

La Política Nacional de Cambio Climático permite la elaboración de estrategias integrales a largo plazo para abordar los aspectos de mitigación y adaptación. En el párrafo 11 de dicha Política se acuerda promover el desarrollo de ciudades, comunidades, asentamientos humanos e infraestructuras sostenibles y resilientes con tres grandes líneas de acción que incluyen:

  • La incorporación adecuada de la mitigación y la adaptación al cambio y variabilidad climática en la planificación urbana, en los instrumentos de ordenamiento territorial y el paisaje.
  • La integración adecuada de la mitigación y la adaptación y los servicios ecosistémicos en el diseño, construcción, gestión y mantenimiento de viviendas, infraestructura, equipamiento y provisión de servicios públicos.
  • El fortalecimiento de las capacidades a nivel nacional, departamental y municipal a través de la capacitación de recursos humanos y la financiación de acciones relativas a la mitigación y adaptación.

Este proyecto se enmarca dentro de estas líneas estratégicas y durante el proceso de su ejecución realizará acciones concretas para lograr los objetivos planteados.

¿Cuáles son los principales desafíos del CC a afrontar en los centros urbanos del país?

El 93% de la población de Uruguay vive en zonas urbanas, un 70% en zonas costeras, situación que lo hace vulnerable a los efectos de la variabilidad climática, como sequías, inundaciones, olas de calor, granizo, tormentas tornados, marejadas de tormenta y aumento del nivel de mar. Las inundaciones son cada vez más intensas y causan mayores daños tanto en las viviendas como en la infraestructura vial.

En 2015, las inundaciones tuvieron como consecuencia el desplazamiento de 20.000 personas de zonas urbanas. Por otra parte, localidades como Dolores, San Carlos se han vivido eventos extremos climáticos que afectaron estos centros urbanos, sus edificaciones y pusieron en riesgo a su población. Algo similar ha sucedido con las áreas costeras muy afectadas por las tormentas.

¿En qué ciudades trabajará?

NAP Ciudades se centrará en ciudades de más de 10.000 habitantes (40 ciudades, incluida Montevideo); sin embargo, también se considerarán aquellas ciudades con una población menor pero de alta vulnerabilidad climática.

Se priorizan las ciudades y gobiernos locales en consonancia con las prioridades establecidas en la Política Nacional de Cambio Climático, especialmente porque las medidas de adaptación al cambio climático en ciudades exigen colaboración para la resolución de problemas y coordinación entre muchos sectores y entre los gobiernos central y locales (ordenamiento territorial, vivienda, transporte, salud pública, turismo, abastecimiento de agua y saneamiento, residuos sólidos, seguridad alimentaria, energía, gestión del riesgo de desastres, etc.).

¿Qué actores participarán?

Desde la puesta en marcha del proceso hasta la ejecución y revisión del Plan, se fomentará la participación mediante sensibilización, consultas y actividades de formación entre las partes interesadas.

Éstas incluyen a representantes de instituciones gubernamentales: organismos centrales, funcionarios de gobiernos locales y ciudades, así como de las organizaciones de la sociedad civil como sindicatos, instituciones de investigación, socios financieros y técnicos y organizaciones no gubernamentales internacionales.

El papel y la participación del sector privado también se verán enriquecidos mediante actividades específicas. También habrá una consideración transversal del tema género y generaciones en toda la ejecución de este proyecto a través del análisis específico destinado a promover una planificación de adaptación que responda a cuestiones de edad y género.

¿Cómo será el proceso de trabajo?

Imagen3

¿Qué resultados se esperan?

Este Plan es un instrumento fundamental para impulsar la sostenibilidad de las ciudades en Uruguay. En última instancia, el proyecto contribuirá a los siguientes niveles de impacto:

  • Mayor resiliencia y mejores medios de vida para las personas, comunidades y regiones más vulnerables
  • Fortalecimiento de los sistemas institucionales y regulatorios para lograr procesos de planificación y desarrollo sensibles a las cuestiones climáticas
  • Mayor generación y uso de la información climática para la toma de decisiones
  • Capacidad de adaptación fortalecida y menor exposición a los riesgos climáticos

Para ellos se trabajará en 5 productos específicos:

  1. Marco institucional y los mecanismos de coordinación para la adaptación. Sus actividades se centrarán en realizar el inventario y la evaluación de las carencias y necesidades para la planificación de la adaptación en las zonas urbanas.
  2. Evaluaciones climáticas en zonas urbanas y la formulación de un plan nacional de adaptación. Esto permitirá construir una base para realizar evaluaciones de riesgo exhaustivas que integren el cambio climático, el riesgo de desastres y proyecciones de desarrollo, e identificar los riesgos climáticos emergentes.
  3. Criterios y herramientas para facilitar el logro de la adaptación Generación de herramientas interactivas para mejorar la integración de la información climática y territorial en la toma de decisiones de inversión y en la Planificación Urbana, así como el diseño de acciones innovadoras para responder más adecuadamente ante el cambio climático.
  4. Sistema de monitoreo, reporte y verificación para medir los avances y realizar mejoras continuas en la incorporación de las medidas de adaptación coordinado y colaborativo entre las instituciones y con acceso público. .
  5. Diseño de una estrategia de financiación para la adaptación en base a los presupuestos públicos, a la inversión privada y a líneas de financiamiento extrapresupuestal.

¿Qué acciones se pueden mencionar cuando hablamos de adaptación al CC?

El diseño e implementación del Plan se basará en buenas experiencias y lecciones aprendidas alcanzadas hasta la fecha tales como:

  • Mapeo de riesgo de inundación, incluyendo vulnerabilidad social.
  • Incorporación de mapeos de riesgo a planes locales de ordenamiento territorial
  • Sistemas de alerta temprana
  • Planes de realojo de viviendas en áreas inundables y/o contaminadas
  • Resignificación de áreas vacantes inundables para hacerlas compatibles con la inundación, preservando ecosistemas fluviales.