Encuentro de equipos de trabajo del Plan de Relocalizaciones

Encuentro de equipos de trabajo del Plan de Relocalizaciones Encuentro de equipos de trabajo del Plan de Relocalizaciones

En un encuentro entre los equipos técnicos que trabajan en las distintas relocalizaciones del país, se realizó días pasados una presentación del trabajo en cada proyecto,  con el objetivo de analizar lo que se ha hecho y planificar acciones futuras.

En este encuentro se presentaron datos del trabajo realizado en los distintos puntos del país donde el Plan está en marcha.

Los realojos se realizan en el marco del Plan Nacional de Relocalizaciones. El Plan tiene el propósito de mejorar la calidad de vida de la población asentada en terrenos recurrentemente inundables y/o contaminados. Para lograr este objetivo se trabaja junto a las familias para una re ubicación en otro espacio en áreas urbanas con todos los servicios, que les permita su integración socio-económica, al tiempo que se generan las herramientas para sostener esa vivienda.
El programa está en vigencia desde julio de 2011, se pone en marcha en lugares donde no es posible realizar una acción in situ (las familias deben ser relocalizadas en su totalidad).

En Montevideo se trabaja en 6 realojos: los asentamientos Isla de Gaspar, Joanicó-Duranas, Matilde Pacheco, Candelaria, La Manchega y Río Guayas; uno de los más grandes y antiguos de país es el de Isla de Gaspar.
En este asentamiento hay un total de 233 familias, está dividido en siete terrenos para poder trabajar por zonas de una forma más adecuada.

Al momento del pienso de una relocalización, los equipos no apuestan solamente a la mudanza de las familias, sino que realizan trabajos internos y personales durante todo el proceso. Entre ellos se encuentran las instancias de visitas diarias al lugar  por parte de los técnicos y trabajadores sociales , la formación de un espacio de consulta semanal, así como comisiones de seguimiento y barriales, además del trabajo de delegados por sub zonas. De esta manera se busca una mejora en la calidad de vida de las personas mientras que la relocalización no se complete.

Quien se encarga de los aspectos económicos del programa es el Mvotma, proporcionando el financiamiento, mientras que la intendencia departamental se encarga de destinar los terrenos y presentar un proyecto de infraestructura, saneamiento, alumbrado, agua potable y electricidad. Y la creación de plazas, centros CAIF o escuelas en el predio donde se encontraba el asentamiento.

Las familias que participan del plan son acompañadas por un equipo técnico que busca junto a ellas la salida posible ya sea a través de autoconstrucción, compra de vivienda usada, alquiler, ayuda mutua, etc. En algunos casos, el realojo se realiza a través de la promoción de la compra de una vivienda usada a través de la Agencia Nacional de Vivienda. En otros, se promueve la autoconstrucción en terrenos públicos. En otros casos las obras son llevadas adelante por una empresa contratada y el núcleo familiar participa realizando obras de pintura y terminaciones.

En los casos de Montevideo, por lo general el 25% de las familias censadas logran acceder a la vivienda usada, lo que  promueve la integración de esas familias a la zona urbana.

Lunes, 28 Diciembre 2015 13:37