Buenas Noticias y nuevos desafíos

Buenas Noticias y nuevos desafíos Buenas Noticias y nuevos desafíos

El año 2015 cierra con buenas noticias para el Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP). Al ingreso de Esteros y Algarrobales del Río Uruguay al SNAP, se le suma la incorporación de islas y aguas de jurisdicción nacional al Parque Nacional Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay, aumentando el territorio protegido en el litoral oeste.

Con esta incorporación ya son 14 las áreas del SNAP, alcanzando las 279.516 mil hectáreas del país en custodia del Sisitema. Esto significa que más del 70% de los paisajes de Uruguay, incluyendo las superficies terrestres y marina, se encuentran bajo distintas formas de amparo de la biodiversidad, lo que contribuye a la conservación de ecosistemas y especies prioritarias amenazadas.

Esteros y Algarrobales del Río Uruguay ingresa al SNAP bajo la categoría de manejo "Área de manejo de hábitats y/o especies". Así se asume el compromiso por “mantener el hábitat en las condiciones necesarias para proteger a especies importantes, grupos de especies, comunidades bióticas o características físicas del ambiente, cuando ello exija cierto tipo de manipulación humana concreta para un manejo óptimo”, según lo establece el Decreto 52/005.

La zona, que abarca 1550 hectáreas de esteros, algarrobales y montes nativos, y se ubica al margen del Río Uruguay en el departamento de Río Negro. Es el hábitat de una variedad de especies particulares de fauna y flora autóctonas. Este sitio se destaca por albergar un sector de humedales reconocido como sitio de importancia internacional (41% de su territorio pertenece al Sitio Ramsar), lo que le permite tener un rol relevante en la conservación de elementos en peligro de la biodiversidad en Uruguay.

El área protegida ha sido gestionada para la conservación de su biodiversidad, por su actual propietario desde el año 1995 hasta la fecha. De esta manera se transforma en la primera área cuya administración está en manos de un actor privado.

En ese sentido, el director del SNAP, Guillermo Scarlato aclaró que “por ley, el Mvotma es el regulador del Sistema”, aunque puntualizó que las áreas “pueden estar a cargo de instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil”. En cuanto a la gestión del sitio, Scarlato informó que “serán impulsados procesos de revisión para la elaboración de los planes de manejo”.

Con este ingreso, se extiende la zona protegida sobre las costas del Río Uruguay que se destaca por su alto grado de naturalidad, la diversidad de sus ambientes y su función en la prevención y control de inundaciones.

Ganando territorio

A este crecimiento, se le suma la extensión del Parque Nacional Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay agregando islas y aguas de jurisdicción nacional al área protegida, y alcanzando una superficie protegida total de 16.810 hectáreas.

El Parque constituye un sistema de humedales fluviales, islas e islotes que se inundan en forma permanente y/o temporaria a consecuencia de las crecidas del río Uruguay. Allí conviven varios ecosistemas: bañados, pantanos, campo natural, el monte y matorral ribereño –generador de un corredor biológico–, y el monte de parque abierto con sus algarrobales y  blanqueales asociados, dando cabida a una importante diversidad de especies de aves, algunas de ellas amenazadas a nivel nacional y regional. Las islas constituyen además espacios para la reproducción y sitio de invernada de especies migratorias neárticas y neotropicales, lo que le ha valido su reconocimiento como sitio «Ramsar».

Además del ingreso de Esteros y Algarrobales del Río Uruguay al Sistema y la ampliación de Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay, el SNAP cierra el año celebrando la aprobación, por parte del Poder Ejecutivo, del Reglamento del Cuerpo Nacional de Guardaparques quienes son la primera línea de protección de las áreas protegidas.

Miércoles, 30 Diciembre 2015 11:12