fbpx

Aprendiendo de otras experiencias

Aprendiendo de otras experiencias Aprendiendo de otras experiencias

La conservación y el uso sostenible de los recursos genéticos, así como la participación equitativa en sus beneficios, fue tema central en una actividad conjunta entre los ministerios de Ambiente de Uruguay y Brasil, el pasado 2 de junio.

El Taller denominado "Marco de actuación de acceso a recursos genéticos y conocimientos tradicionales asociados: la experiencia de Brasil", apuntó a compartir el acumulado de este país en cuanto a la elaboración de normativa en este sentido, proceso que Uruguay inicia en el marco de la implementación del Protocolo de Nagoya.

Surgió de reuniones bilaterales mantenidas entre las delegaciones de Brasil y Uruguay, durante la última Conferencia de las Partes (COP) del Convenio de Diversidad Biológica, en diciembre de 2016, en México. Y el objetivo fue el de compartir experiencias regionales en el proceso de elaboración de instrumentos legales para la aplicación del Protocolo, y fortalecer el proceso de discusión sobre marcos normativos a nivel nacional.

El director Nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario, señaló que “el acceso a los recursos genéticos es un tema de soberanía nacional y conocer la experiencia de Brasil es muy valioso para Uruguay”.

Por el Ministerio de Ambiente de Brasil participó el Director de Patrimonio Genético, Rafael Marques; y el Coordinador General de Patrimonio Genético, Henry de Novion.

Henry de Novion, señaló que, “los productores, los pueblos indígenas, campesinos y comunidades originales históricamente tuvieron y tienen un papel fundamental en conservar la biodiversidad, los bosques, por la importancia que tiene para la producción, para garantizar la polinización, la calidad del agua y de los suelos. Toda la vida tuvieron el trabajo de conservarlo y nunca tuvieron ninguna clase de beneficios o de instrumentos que pudiera materializar una compensación por esto”.

En dicha instancia se realizaron además presentaciones nacionales, que dan cuenta del trabajo con recursos genéticos, entre otros, de la Universidad de la República (Salto), del “Grupo de Hierbas y Nativos del Severino” (mujeres de la localidad de 25 de mayo junto a la Intendencia de Florida). Entre los participantes se encontraban representantes del sector gubernamental, la academia y organizaciones de la sociedad civil.

El Protocolo de Nagoya sobre acceso a los recursos genéticos y participación justa y equitativa en los beneficios derivados de su utilización del Convenio sobre la Diversidad Biológica es un acuerdo internacional, que entró en vigor el 12 de octubre de 2014, y fue ratificado por nuestro país a través de la Ley 19.227.

Este Protocolo crea una mayor seguridad jurídica y transparencia tanto para los proveedores como para los usuarios: i) al establecer condiciones más predecibles para el acceso a los recursos genéticos; y ii) ayudar a garantizar la participación en los beneficios cuando estos recursos salen del país que los provee.

Para avanzar hacia la implementación de este Protocolo en Uruguay, el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambinete (Mvotma) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ejecutan el Proyecto "Fortalecimiento de los recursos humanos, marcos legales y capacidades institucionales para la implementación del Protocolo de Nagoya".

Viernes, 09 Junio 2017 10:01