fbpx

Poder Ejecutivo aprobó el Plan Nacional de Aguas

Poder Ejecutivo aprobó el Plan Nacional de Aguas Poder Ejecutivo aprobó el Plan Nacional de Aguas

El Poder Ejecutivo aprobó a través de un decreto con fecha 31 de julio de 2017, el Plan Nacional de Aguas (PNA). A partir de la aprobación del decreto, nuestro país cuenta por primera vez con un plan para la gestión de las aguas que orienta las acciones hasta 2030.  El Plan define 10 programas y 30 proyectos y establece las bases para la formulación de planes regionales y locales a escala de cuenca.

El decreto dispone que las distintas instituciones involucradas en la concreción del plan de aguas deberán incluir en sus planes operativos y presupuestales los programas y proyectos incluidos en el Plan.

Para el director nacional de aguas, Daniel Greif “el hecho de que el plan sea aprobado a través de un decreto manifiesta y formaliza el compromiso del Poder Ejecutivo de llevarlo adelante, así como de realizar el seguimiento y definir las responsabilidades para el avance del plan en los programas de los distintos organismos que tienen competencia en el tema.”

El Plan Nacional de Aguas ofrece un amplio diagnóstico de la situación de los recursos hídricos en el país, plantea posibles escenarios a futuro e identifica aspectos críticos. Además plantea líneas de acción ordenadas en 10 programas y 30 proyectos específicos que abordan temas tales como calidad y cantidad de agua, agua potable, saneamiento y drenaje urbano, riesgos de sequías e inundaciones, seguridad de represas y la implementación del cobro del canon por el uso del agua. Entre las propuestas se incorporan también proyectos orientados a la fortalecimiento de las capacidades para la gestión inlcuyendo propuestas vinculadas al fortalecimiento de la participación, modernización de la gestión, desarrollo de investigación, educación para el agua y comunicación.  

Una elaboración colectiva

En 2010 se inició el proceso de construcción del primer Plan Nacional de Aguas, como instrumento de la Política de Aguas que implicó una apuesta a la consideración de todas las perspectivas, inquietudes y propuestas que surgieron desde los distintos sectores de la sociedad. 

La Dirección Nacional de Aguas (DINAGUA) desarrolló un largo proceso de recopilación, análisis y generación de información necesaria para la construcción del Plan. Para ello contó con el apoyo de sus técnicos, de la academia y de múltiples organismos, desde el Sistema Nacional Ambiental (SNA), las comisiones de cuenca y los consejos regionales hasta organismos de la cooperación internacional. Se sistematizó toda la información existente en relación a los recursos hídricos y se generó información que no existía como la elaboración del balance hídrico de las distintas cuencas y elementos de variabilidad y cambio climático.

A partir de la presentación de un primer documento de trabajo, entre julio 2016 y marzo de 2017, se llevó a cabo un proceso de divulgación y discusión del plan en los ámbitos formales existentes con competencias específicas en la planificación de los recursos hídricos: Comisión Asesora de Agua y Saneamiento (COASAS), Consejos Regionales de Recursos Hídricos y Comisiones de Cuencas y Acuíferos. En forma paralela y complementaria se desarrollaron diversos mecanismos de consulta y divulgación orientados a la puesta en consideración del plan por parte de la ciudadanía.

El proceso de consulta a la ciudadanía involucró diversas líneas de trabajo. Por una parte se presentó y discutió la propuesta en los ámbitos formales establecidos por la Ley de Política de Aguas (Consejos Regionales de Recursos Hídricos, Comisiones de Cuenca, y Comisión Asesora de Agua y Saneamiento), se realizaron jornadas de participación abiertas a toda la ciudadanía en distintos puntos del país y se recibieron aportes y sugerencias por correo electrónico. Además, a partir de trabajo conjunto con la Universidad de la República, se desarrolló un mecanismo de deliberación ciudadana “Deci Agua” que permitió incorporar la perspectiva de actores no vinculados directamente a la temática.

Así, entre julio y diciembre de 2016, más de 2.000 personas participaran en la discusión de la propuesta en actividades que se desarrollaron en todo el territorio nacional que  involucraron actores gubernamentales, parlamentarios, gobiernos departamentales, academia, organizaciones sociales, sindicales y gremiales, medios de comunicación y ciudadanía en general.

Una vez finalizadas estas instancias de divulgación y discusión de la propuesta, en el primer semestre de 2017, la Dirección Nacional de Aguas integró en una versión final los aportes y ajustes al Plan Nacional de Aguas surgidos del proceso de discusión.

En marzo de 2017, el MVOTMA presentó el documento en la COASAS) y el 22 de marzo, en el marco del Día Mundial del Agua,  fue elevado al Poder Ejecutivo a través del Gabinete Ambiental para su consideración y aprobación. 

Para conocer el texto completo del decreto ingrese en los siguientes enlaces: 

Viernes, 04 Agosto 2017 10:06