fbpx

Amalgama dental y control del mercurio

Del 24 al 28 de octubre, se desarrolla en la Intendencia de Montevideo el Primer Congreso Internacional de la Facultad de Odontología (CIFO). La instancia supone aportes a la implementación en Uruguay del Convenio de Minamata, ya que promueve el uso de materiales alternativos a la amalgama que contiene mercurio.

El Congreso, con un alto nivel de participación de profesionales, técnicos y estudiantes vinculados a la salud bucal, es una oportunidad de compartir y promover los avances en investigación y práctica odontológica en el mundo.

El Decano de la Facultad de Odontología, Dr. Hugo Calabria Díaz, señaló, “Este acúmulo de conocimientos necesita converger en objetivos profesionales y universitarios socialmente pertinentes (…) Adherimos a la conceptualización de que la Educación es un Bien Público y Social, y que la misma debe promover el desarrollo humano y ambiental, sustentable y sostenible”.

En octubre de 2016, la Facultad de Odontología de la Universidad de la República elaboró el documento titulado: Informe: Amalgama dental y el control del Mercurio. Allí se recoge su enfoque y posición respecto al uso y control del mercurio en amalgamas dentales. “Se ha acordado una postura institucional de desestimulo en su uso y de la incorporación a pleno de materiales alternativos eficaces”, señala en sus páginas. El informe busca aportar a la difusión, capacitación y puesta en práctica de líneas de trabajo que compatibilicen la salud bucal y el control del mercurio, siguiendo los acuerdos internacionales asumidos a nivel nacional.

La Facultad de Odontología viene profundizando en la temática desde principios del año 2000. En una primera etapa se incluyó la discusión y recomendaciones del uso y control del mercurio de las amalgamas (promoviendo el uso de cápsulas predosificadoras, recipientes de almacenamiento de desechos, divulgación de protocolos de manipulación e indicación); se abordó el concepto de precaución en niños y embarazadas; y se aprovechó la oferta de materiales alternativos de buenas características y eficacia probada, ingresados en el mercado.

En 2007, a partir de las jornadas institucionales denominadas Perspectivas futuras en el uso de la amalgama, se consolidan las líneas de trabajo; por lo cual en una segunda etapa, 2008-2011, se incluyeron restricciones en la enseñanza práctica y teórica, así como en su aplicación clínica.

En una tercera etapa, de 2013 a la actualidad, se eliminó la enseñanza práctica, preclínica y clínica, manteniéndose su enseñanza teórica (para el conocimiento del material, indicaciones y riesgos del manejo mercurial y los protocolos existentes para reparaciones y remociones).

Todo este proceso y las definiciones tomadas representan un apoyo en la implementación del Convenio de Minamata sobre Mercurio, que el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma) viene desarrollando a nivel nacional, junto a otras instituciones. El Proyecto “Gestión ambientalmente adecuada del ciclo de vida de los productos que contienen mercurio y sus desechos” (URU/13/G32) apunta a la mencionada implementación, mediante el trabajo coordinado de diferentes instituciones, entre ellas: Mvotma y Ministerio de Salud, con financiación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

El Convenio de Minamata sobre Mercurio, entró en vigor el 16 de agosto de 2017 y tuvo su Primera Conferencia de las Partes en la semana del 24 al 29 de septiembre pasados, en Ginebra, Suiza. En la ocasión, el Director Nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario, expresó: “En Uruguay ya estamos concluyendo la elaboración de un Decreto que regula la gestión de los residuos con mercurio derivados de un conjunto de artículos, como lámparas fluorescentes termómetros y esfigmomanómetros; recientemente largamos una convocatoria a expresión de interés para operadores que quieran instalar y operar con tecnología adecuada para gestionar estos residuos; y comenzamos a desarrollar un estudio a nivel nacional para detectar el nivel medio de mercurio en madres embarazadas y recién nacidos, que es la población más vulnerable”.

Jueves, 26 Octubre 2017 10:11