fbpx

Orientando las transformaciones territoriales desde la transversalidad

Autoridades y técnicos de los diferentes niveles de gobierno avanzan en la construcción de un ordenamiento territorial que refirme la transversalización de las políticas públicas.

En el día de ayer, y bajo el nombre "Políticas transversales en los instrumentos de ordenamiento territorial", se llevó a cabo el último Encuentro Nacional de Ordenamiento Territorial del año, que contó con la participación de autoridades y equipos técnicos del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), de los gobiernos departamentales, Catastro, Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo (Fadu), entre otras instituciones relacionadas con la temática.

Dando sentido a la convocatoria el Mvotma presentó, a través de las diferentes autoridades de sus direcciones nacionales, las miradas y foco de gestión de las políticas que el Ministerio viene desarrollando en materia de Vivienda, Ambiente, Agua y Cambio Climático en sinergia con el Ordenamiento Territorial.

El director nacional de Ordenamiento Territorial, José Freitas abrió el encuentro recalcando la importancia de estas instancias a nivel nacional como espacios de diálogo en donde se ha gestado el inicio de varias políticas transversales como es el caso de la Estrategia Nacional de Acceso al Suelo Urbano (Enasu). “Fue en este espacio que se gestó la Enasu y el martes que viene estaremos presentando el documento preliminar esperando que en 2018 finalmente se concrete”, expresó Freitas.

Por su parte, el director nacional de Vivienda, Salvador Schelotto expresó que las políticas de Vivienda, Ambiente, Aguas, Cambio Climático y Ordenamiento Territorial son transversales e incentivó a salirse de la mirada sectorial, realidad dada en el Gobierno Nacional y reproducida en los gobiernos departamentales.

Al mismo tiempo, aclaró que para asegurar el derecho a la vivienda primero hay que asegurar el derecho a la ciudad, para lo cual es fundamental la coordinación interinstitucional y ensamblar las políticas públicas que se ejecutan en el territorio de forma que las acciones se potencien y se consigan mejores resultados.

“… los procedimientos establecidos son unos, pero estamos viendo que con voluntad política podemos mejorar los procesos” expresó el director nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario quien explicó que muchas veces, luego de un largo proceso de trabajo de planificación territorial entre la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial (Dinot) y las intendencias, recién llegan a evaluarse los planes por la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) y los procesos comienzan a trancarse por los nuevos problemas que se visualizan. “Nosotros estamos intentando estar en el procedimiento de trabajo desde el comienzo y estamos viendo de generar una guía metodológica que incorpore el tema ambiental desde el inicio”, enfatizó Nario.

En esta misma línea el director de Cambio Climático, Ignacio Lorenzo expuso diferentes iniciativas que se están desarrollando con la Dinot para incorporar los temas de adaptación y cambio climático a la planificación territorial y expresó la importancia que han tenido los instrumentos de ordenamiento para pensar la política de Cambio Climático. A su vez, anunció que se desarrollará un plan conjunto entre Cambio Climático y Ordenamiento Territorial entre 2018 y 2020.

El encuentro avanzó con la participación de los arquitectos Federico Bervejillo y Diego Campandeguy y del antropólogo Javier Taks, especialistas en ordenamiento territorial, quienes realizaron una puesta a punto sobre la jornada donde surgieron reflexiones y desafíos vinculados a la coordinación, planificación y gestión del territorio.

Se planteó la necesidad de continuar trabajando hacia una planificación colaborativa, que gestione de manera asociada el territorio actuando sobre él en conjunto. Un ejemplo de éste modelo son las comisiones de cuenca, como la del Santa Lucía, la de Casavalle o la de Tacuarembó, que están resultando un modelo exitoso de articulación y coordinación transversal sobre el territorio.

Por otro lado, se señaló el valor de los instrumentos de ordenamiento territorial como capaces de transformar la realidad cotidiana de todos los ciudadanos. En este sentido, es necesario seguir avanzando en una planificación que se oriente hacia objetivos que contemplen los múltiples aspectos que se conjugan en el territorio, desde lo ambiental a lo social.

También se destacó la importancia de trabajar en la construcción de políticas transversales de desarrollo urbano, que apunten a la sustentabilidad y la integración de la ciudad. En esta línea, el Mvotma viene trabajando en la elaboración de la Enasu, que vincula las políticas habitacionales con las urbanas para un mejor aprovechamiento de la ciudad.

Al cierre, José Freitas invitó a todas las instituciones involucradas en estos temas y en particular a los gobiernos departamentales, a seguir trabajando en conjunto para que la planificación del territorio continúe integrando políticas que orienten mejor las transformaciones de nuestro territorio con el objetivo de avanzar hacia el desarrollo sostenible, que incluye el ejercicio del derecho a la ciudad, el cuidado del ambiente y los recursos naturales, el aprovechamiento de las oportunidades económicas y la adaptación al cambio climático.

Jueves, 30 Noviembre 2017 12:44