fbpx

Control y seguimiento

Control y seguimiento Control y seguimiento

Proteger el ambiente propiciando el desarrollo sostenible, en favor de una mejora de la calidad de vida de la población y de la conservación y el uso ambientalmente responsable de los ecosistemas, es la misión del Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y medio Ambiente (Mvotma), a través de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama).

Una de las claves es la promoción de un adecuado desempeño ambiental del sector productivo y de servicios, a través de patrones sostenibles de producción y consumo que contemplen una mirada de protección de los recursos naturales.

Para asegurarlo, la Dinama trabaja sobre dos ejes centrales: uno de carácter preventivo y otro de control y seguimiento. El preventivo (evaluación de impacto) está dirigido a evaluar los proyectos antes de su ejecución; mientras el eje de control y seguimiento aborda la fase operativa.

Para controlar y mejorar el desempeño de actividades que afectan o podrían afectar el medio ambiente, la Dinama aplica distintas modalidades (control directo, control coordinado con otras instituciones y autocontrol) y herramientas (inspecciones, sanciones, informes ambientales de operación, monitoreos en línea).

Estas herramientas se aplican a un número creciente de emprendimientos que se encuentran sujetos a control de acuerdo a la Ley Nº17.283, y que hoy superan los 2.000 sujetos, cuando 10 años atrás el número rondaba en 500.

Entre las actividades incluidas se encuentran: las industrias manufactureras, avícolas, de celulosa y papel, láctea, frigoríficos, curtiembres, alimenticias, industrias químico farmacéuticas, almacenamiento y procesamiento de granos, minería, operadores de residuos, plantas de ANCAP, UTE y OSE. Además se ha ido incorporando el sector agropecuario con el registro de establecimientos de engorde a corral y tambos de más de 500 vacas en una misma sala de ordeñe en la cuenca del río Santa Lucía.

La diversidad de sectores así como el número de sujetos a controlar refleja el incremento sostenido del trabajo en la órbita de la Dinama, en la última década.

Asumir esos desafíos requirió un gran esfuerzo de reingeniería de los procesos y fortalecimiento institucional. Se mejoraron los procesos de control, incorporando a las tradicionales inspecciones nuevas herramientas como las auditorías, el seguimiento satelital, la medición de indicadores ambientales y las medidas de autocontrol de las empresas y monitoreos continuos en línea para grandes emprendimientos.

Lejos de mermar los desafíos aumentan ante la perspectiva de nuevos emprendimientos, nueva normativa generada y en proceso de aprobación, una mayor demanda y conciencia social; y la Dinama se prepara para ello.

Viernes, 23 Febrero 2018 09:38