fbpx

Pequeñas experiencias para grandes cambios en la protección del ambiente

Pequeñas experiencias para grandes cambios en la protección del ambiente Pequeñas experiencias para grandes cambios en la protección del ambiente

Las organizaciones de la sociedad civil tendrán la posibilidad de desarrollar y profundizar experiencias de restauración costera, ecoturismo y gestión ambiental, a partir de un nuevo llamado del Programa de Pequeñas Donaciones en Uruguay (PPD). La convocatoria lanzada este viernes 4 de mayo, prevé apoyar 20 proyectos que sigan las líneas estratégicas definidas, con una donación máxima de U$S 10.000 para su desarrollo; y la exigencia de contrapartida en trabajo, conocimiento del territorio, iniciativa y creatividad para las organizaciones que se presenten.

Se trata de un programa que apuesta a generar mayores beneficios ambientales a partir del involucramiento de las comunidades locales. Por ello, el llamado está destinado a organizaciones cuyos integrantes sean residentes de la localidad donde se implementará el proyecto. Las líneas estratégicas definidas para esta convocatoria son: Gestión ambiental para la restauración costera; Ecoturismo y turismo local para la región centro sur y área metropolitana; Actividades productivas sostenibles en la Cuenca de Laguna del Cisne.

En Uruguay, el PPD funciona como un Programa del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), Ministerio de Turismo (Mintur), y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con Fondos para el Medio Ambiente Mundial (FMAM).

Durante el acto de lanzamiento, la ministra de Medio Ambiente Eneida de León señaló que en Mvotma se conoce el Programa “desde su origen y desde adentro”. Referenciando con diferentes ejemplo de experiencias desarrollados durante más de 10 años, en: promoción del ecoturismo en el litoral norte de Uruguay; trabajo en producción sostenible con las comunidades que habitan las áreas protegidas; experiencias de restauración en el marco del Plan de Acción para la protección de la calidad del agua en la cuenca del río Santa Lucía.

En esta oportunidad, la apuesta es a profundizar estas experiencias, junto a organizaciones de la sociedad civil dispuestas a trabajar en restauración costera, ecoturismo y gestión ambiental con enfoque de cuenca. Un enfoque estratégico que tiene en su base una gestión participativa integrada, que busca aprovechar y conservar los recursos naturales, armonizando las necesidades de la población con el cuidado del ambiente, en función del desarrollo sostenible.

La Representante del PNUD en Uruguay, Mireia Villar, señaló la importancia de reconocer que “estas experiencias del PPD, dan sentido a la Agenda 2030 del Desarrollo Sostenible (…) experiencias que tienen ya una impronta circular con diferentes comunidades”. Entre otros ejemplos señaló con experiencias en restauración costera y agregó “hoy apostamos a extender está intervención en otros puntos de la costa uruguaya”.

Por su parte la Ministra de Turismo, Liliam Kechichian, señaló la “importancia superlativa del PPD, que contribuye a trabajar en turismo sostenible, todo el año y en todo el país”, descentralizándolo de la costa este, e incorporando turismo y desarrollo local en ciudades como San Javier y Nuevo Berlín, a través del llamado Corredor de los Pájaros Pintados. “Tiene que ver con circuitos, tiene que ver con senderos, con energías renovables, con apostar a generar capacidades, y autoestima en quienes los llevan adelante”, resaltó la ministra.

El poema de Eduardo Galeano: “Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas pueden cambiar el mundo”, describe parte de la esencia del PPD. Un Programa que permite el desarrollo de pequeñas experiencias que generan grandes impactos en las realidades locales, conjugando el saber y el esfuerzo del Estado y la sociedad civil y articulando acciones para el cuidado del ambiente. Acciones que alinean políticas locales con políticas nacionales y hacen sinergia.

La ministra Eneida de León se refirió a la experiencia del Vivero de Nativas de Cardal, llevado adelante por un grupo de mujeres de esa localidad de Florida, para quienes “la experiencia se ha convertido en un proyecto de vida, y un ejemplo para la comunidad”. Mujeres que conocen su territorio, que se encuentran, producen, siembran, plantan, transitan la zona, difunden los beneficios de plantar nativas, sensibilizan, y contribuyen al cuidado del ambiente.

El Mvotma conoce bien este proyecto y trabaja semanalmente con la gente del Vivero, en el marco del Plan de Restauración de Ecosistemas con Participación Ciudadana en la cuenca del río Santa Lucía, que lleva 2.000 ejemplares de especies nativas plantadas en el entorno del embalse de Paso Severino.

Una experiencia conjunta entre el Estado (Mvotma-Dinama; MGAP; OSE; Intendencia de Florida) y la sociedad civil (Vivero Nativas de Cardal con su Proyecto PPD) que incluye también la participación voluntaria de ciudadanos a través del Programa Nacional de Voluntariado del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

Este plan busca promover la salud y resiliencia ecológica de los ecosistemas rurales y urbanos, con un fuerte componente de participación ciudadana. La reconstitución del monte nativo, favorecerá la regeneración de la biodiversidad de la zona y oficiará de filtro natural para el cuidado y la mejora de la calidad del agua.

La ministra Liliam Kechichián fue enfática al señalar como “extraordinario” el trabajo junto al Ministerio de Vivienda y Medio Ambiente, en el marco de este Programa de Pequeñas Donaciones. “Sabemos que lograr esto muchas veces no es fácil, por lo que agradezco especialmente apoyo del Mvotma desde una mirada del Uruguay integrado”.

El llamado para que las organizaciones presenten sus perfiles estará abierto hasta el próximo 28 de mayo, y luego de seleccionadas podrán trabajar en la presentación de sus proyectos con fecha 17 de julio de 2018; para lo que recibirán apoyo técnico del PPD.

Viernes, 04 Mayo 2018 09:46