Rehabilitación del Real de San Carlos: uno de los motores de la capital coloniense

La reestructuración del antiguo edificio y su rehabilitación como centro de múltiples actividades, comerciales, gastronómicas, turísticas y deportivas, es el puntapié para la diseño e implementación de una nueva generación de proyectos urbanísticos que, junto a la emblemática obra, impulsen el desarrollo urbano y territorial de todo un sector de la ciudad patrimonial.

La visita al Real de San Carlos, fue uno de los puntos que incluyó la recorrida realizada el jueves 9 de agosto por autoridades y técnicos del Mvotma y de la Intendencia de Colonia, en el marco de otras actividades coordinadas con motivo de los 10 años de la Ley de Ordenamiento Territorial y la inauguración de la muestra del Premio Nacional de Urbanismo.

La jornada incluyó una reunión entre el director Nacional de Ordenamiento Territorial José Freitas y el Intendente de Colonia Carlos Moreira, y un taller de trabajo entre técnicos de ambas instituciones encabezado por el nuevo director de ordenamiento de Colonia Marcelo Avelino, junto a la presencia de las alcaldesas de Nueva Helvecia, de Colonia Valdense y representantes de OPP.

En cuanto a la planificación territorial departamental se prevé la puesta en marcha del plan de ordenamiento territorial de Juan Lacaze, como mapa para redireccionar su desarrollo futuro, luego del cierre de Fanapel y el arribo de nuevas inversiones.
A su vez, se concretarán otros 7 instrumentos de ordenamiento en todo el departamento y la participación del departamento en una estrategia regional del litoral oeste.

En relación a la rehabilitación del Real de San Carlos , se estima que las obras estarán comenzando en 6 meses y suponen la posibilidad de potenciar la importante inversión pública que conllevará la recalificación de su entorno a través de diversos instrumentos de gestión territorial, como por ejemplo la readecuación de la normativa edilicia, el mayor aprovechamiento y el cobro de plusvalía urbana, que permitan a la vez atraer inversiones privadas y recuperar recursos para el desarrollo de soluciones habitacionales en esa parte de la ciudad, donde la intendencia posee tierras.

Es decir que, a partir de una obra emblemática puede activarse toda una operación urbanística, que sería un catalizador para la localización residencial de vivienda promovida y social, recalificando el entorno urbano e integrando socialmente distintos segmentos de población en un área privilegiada.

En este sentido, tanto el Mvotma como la OPP han comprometido su apoyo para implementar una estrategia de desarrollo integral de la zona que no altere el cronograma de obras y que a su vez le permita adecuar los accesos a través del ensanchado de calles.

Viernes, 10 Agosto 2018 11:01

Galería de imágenes