Nuevos avances en tecnologías de refrigeración para proteger la capa de ozono

Nuevos avances en tecnologías de refrigeración para proteger la capa de ozono Nuevos avances en tecnologías de refrigeración para proteger la capa de ozono

Los hidroclorofluorocarbonos (HCFC), son sustancias que presentan potencial de agotamiento del ozono y un elevado potencial de calentamiento atmosférico. Éstas son utilizadas en equipos de aire acondicionado, refrigeradores comerciales y centrales, y cámaras de frío tanto en el sector comercial e industrial.

En la segunda etapa del Protocolo de Montreal (eliminación del consumo de HCFC), Uruguay viene cumpliendo con los compromisos asumidos frente al mismo y en tal sentido se ha logrado congelar el consumo de dichas sustancias en el año 2013 (primer período de control) en relación a la "línea de base" (promedio del consumo de los años 2009 y 2010).

Asimismo se viene cumpliendo con el segundo período de control que es la disminución de un 10% del consumo de HCFC, respecto a la línea de base, para el año 2015 y hasta el 2019.

Actualmente se está trabajando para para cumplir con el próximo periodo de control, que significa una reducción del 35% del consumo de HCFC en relación a la línea de base para el año 2020.

En tal sentido, y en el marco del programa nacional de eliminación gradual del consumo de HCFC en Uruguay, se realizó el 25 de setiembre el taller: Amoníaco como una alternativa para reducir el consumo de HCFC-22 (el más utilizado en nuestro país). La actividad organizada por la Unidad de Ozono de la división de Cambio Climático del Mvotma, contó con la presencia del Ingeniero Rubén Marchand, experto internacional en el uso del amoniaco como alternativa al HCFC-22. Participaron del taller técnicos y profesionales de la industria, docentes e integrantes de organizaciones como el Latu.

Marchand destacó la tendencia mundial de ir hacia refrigerantes naturales - como el amoníaco que tiene infinidad de aplicaciones a nivel industrial - y hacia una mayor eficiencia energética de los sistemas.
“De los participantes en este taller se identifica la necesidad de obtener más información acerca de nuevos equipos que utilizan refrigerantes naturales y que a su vez presentan un menor consumo energético, y como consecuencia de esto, la capacitación a los técnicos de Uruguay en su uso seguro”, señaló.

Además participaron del taller distintos proveedores de la tecnología, lo cual es muy relevante porque se logró convocar a los distintos actores involucrados en una misma actividad.

Este tipo de actividades son parte de las acciones que realiza la Unidad de Ozono en el camino de la aplicación del Protocolo de Montreal, procurando cumplir con los objetivos del mismo sin dejar de tener en cuenta las necesidades del mercado local, brindando espacios de capacitación y herramientas para la eliminación progresiva de las sustancias que agotan la capa de ozono, de una forma sustentable e inclusiva.

Jueves, 27 Septiembre 2018 14:12