Conociendo experiencias de adaptación al CC: recorrida NAP Ciudades

Conociendo experiencias de adaptación Conociendo experiencias de adaptación

¿Cuál es la información disponible a nivel nacional sobre los impactos del cambio climático (CC)? ¿Qué acciones de adaptación se están desarrollando en las ciudades? ¿Pueden replicarse? ¿Hay necesidades de capacitación específicas?

Con el objetivo de responder a algunas de estas cuestiones, el equipo del NAP Ciudades está realizando entrevistas en todo el país, con referentes institucionales vinculados al desarrollo y la planificación urbana. En la semana del 12 al 17 de noviembre hubo encuentros de intercambio en Rivera, Tacuarembó y Canelones.

 Adaptación por inundaciones y olas de calor en Rivera

Adriana Epifanio, responsable de la Unidad de Ordenamiento Territorial de la Intendencia de Rivera, señaló que están trabajando con problemas vinculados al CC, aunque no necesariamente los han “llamado por ese nombre”. Así, las acciones impulsadas para reducir los impactos de las inundaciones en la ciudad de Rivera o en Tranqueras, el proyecto de rectificación del arroyo Cuñapirú, con el apoyo del Programa de Desarrollo y Gestión Subnacional (PDGS) de OPP, la parquización de zonas con riesgo de inundación o los trabajos junto a la División Cambio Climático del Mvotma para buscar alternativas de adaptación de viviendas en zonas inundables, constituyen avances para preparar a las ciudades ante eventos extremos.

Epifanio destacó el proyecto Paseo Botánico: más de mil árboles serán plantados en Rivera para mejorar el microclima de una ciudad caracterizada por las altas temperaturas y la escasez de sombra. La Intendencia cuenta con el asesoramiento de técnicos agrónomos y forestales de la Universidad de la República, pero se entiende que es fundamental el compromiso y la colaboración de los vecinos para preservar y sostener el proyecto. Tranqueras, Minas de Corrales y Ansina son otras localidades “sin verde” en las que se están desarrollando proyectos de forestación acompañados de educación ambiental para la sensibilización y concientización de los vecinos.

La Dirección de Desarrollo y Medioambiente de Rivera también se encuentra impulsado acciones de adaptación al CC, con enfoque regional, involucrando a todas las ciudades de la cuenca del Tacuarembó.

Planificación territorial en Tacuarembó

Durante la entrevista en Tacuarembó, junto con el equipo de Ordenamiento Territorial de la Intendencia, y la Unidad de Gestión Territorial de Paso de los Toros, se destacan los avances para la incorporación de problemas relacionados al CC, como la inundación, en la planificación territorial.
Se menciona, asimismo, un proyecto de espacios públicos, arbolado e infraestructuras verdes que está realizando la Intendencia en convenio con la Universidad de la República, así como la posibilidad de mejorar la adaptación de viviendas en zonas de riesgo de inundación con fondos rotatorios que gestiona el gobierno departamental.

En Paso de los Toros, el Plan Local de Ordenamiento Territorial (PLOT),en proceso de elaboración, considera recuperar los márgenes de las cañadas, implementando parques lineales, así como densificar las zonas de la ciudad que cuentan con infraestructuras de servicios.

Desarrollo sostenible canario

El Área Transversal Cambio Climático Canario (AT3C), de la Intendencia de Canelones, destacó el proceso para la elaboración del Plan climático de la región metropolitana (PCRM), así como el Plan integral de gestión de riesgo que realizan junto al SINAE y los municipios. A futuro se espera que todos los planes sectoriales y los presupuestos incorporen los temas de CC.

Un objetivo para este período será trabajar con una visión prospectiva asociada al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En la planificación estratégica 2040, aunque no se menciona al CC como tal, se consideraron capacidades instaladas en el departamento para su abordaje.

Como instrumento de gestión innovador, ya incluido en el Costa Plan, se destaca el Factor de Ocupación del Suelo Verde (FOS Verde), que regula la cantidad de agua que cada predio debe amortiguar y define los porcentajes que se pueden volcar a las infraestructuras.

Elaborar indicadores específicos y aprender a trabajar en escenarios de incertidumbre fueron algunos de los desafíos que dejaron planteados los responsables del AT3C para el abordaje del CC. 

 

Miércoles, 21 Noviembre 2018 10:45