Más de 120 viviendas para alquiler social en el casco histórico de Montevideo

Autoridades Autoridades

El Ministerio presentó el programa de Alquiler social, una herramienta de acceso a la vivienda y permanencia y en el marco de un acuerdo con Desarrollo Urbano de la Intendencia de Montevideo lanza su plan piloto en la Ciudad Vieja. La vivienda pública en alquiler es una herramienta de acceso y permanencia en la vivienda que estaba contemplada en el Plan Quinquenal 2015-2019 de la cartera.

El Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), a través de la Dirección Nacional de Vivienda (DINAVI) y el Programa de Mejoramiento de Barrios (PMB), trabaja en la implementación de una línea de acceso a la vivienda en modalidad de arrendamiento en propiedad pública (Alquiler Social), en sintonía con las acciones que se vienen desarrollando hacia la optimización y sustentabilidad en el uso y acceso a suelo urbano.

La ministra Eneida de León, el director Nacional de Vivienda, Salvador Schelotto, el intendente (i) de Montevideo, Juan Canessa, el secretario general Fernando Nopischt y la directora de Desarrollo Urbano, Silvana Pissano, firmaron el acuerdo que tiene por objetivo priorizar la recuperación y puesta en uso de bienes inmuebles públicos o privados que se encuentren en situación de abandono o subutilización mediante acciones coordinadas interinstitucionalmente a través de modalidades de gestión que permitan la implementación de programas del Ministerio de Vivienda.

Participó también del lanzamiento el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Uruguay, Morgan Doyle. El BID financiará, a través del Programa de Mejoramiento de Barrios III, a partir del Componente II–Proyecto Piloto de Recuperación de Inmuebles Degradados en Áreas Centrales con Enfoque Social.

Para de León el convenio firmado con la intendencia y el programa son “acciones dirigidas a atender no solo necesidades de vivienda sino además asegurar el derecho a la ciudad, para toda la población del país (…) la orientación de la política que llevamos adelante contempla muchas realidades sociales urbanas y territoriales, el derecho a la ciudad implica educación, salud, recreo y eso es lo que más tenemos que respetar para lograr la equidad dentro de nuestra sociedad.

Salvador Schelotto presentó el programa y el proyecto en todas sus aristas. Explicó que el programa atiende dos objetivos: generar una nueva alternativa de acceso y permanencia a viviendas adecuadas en modalidad arrendamiento, con una forma de repago acorde a ingresos y composición familiar, y que estas nuevas viviendas sean de propiedad pública “consideramos que el derecho a la vivienda adecuada, es parte de una aspiración del derecho a la ciudad y que ha sido enfatizada en la conferencia de las Naciones Unidas en el marco de la agenda urbana, este derecho se corresponde con el primer objetivo de nuestro Plan, potenciar la utilización de áreas urbanas.

Sobre la financiación del programa por un plazo de cinco años, Schelotto subrayó la participación del Banco Interamericano de Desarrollo, con un aporte de 70 millones de dólares, y la erogación del presupuesto nacional de 30 millones de dólares correspondientes al Fondo Nacional de Vivienda (FONAVI).

Este programa se suma a las soluciones habitacionales que ppromueve el Ministerio entendiendo que el alquiler es una forma adecuada de acceso a la vivienda para una familia que, en su ciclo de vida, puede transitar por diferentes modalidades, contemplando un acceso y tenencia segura de la vivienda. De León remarcó “el alquiler es tan válida y eficaz como las otras.”

El proyecto que forma parte del Componente II se realizará en cuatro padrones ubicados en las calles 25 de Mayo, Treinta y Tres y Juncal que son propiedad del Ministerio de Vivienda y la Intendencia de Montevideo; tres de ellos están en proceso de licitación y las ofertas serán abiertas en los próximos días. En las convocatorias se tomará como prioridad la permanencia de la población residente en áreas centrales de la ciudad, y sobre esto Schelotto subrayó que “como mínimo el 10 % de las unidades habitacionales serán para las personas que ya viven en la zona”.

De León destacó que con esta iniciativa “se agrega un valor de tipo urbanístico no solamente por la recuperación física de urbanos sino también por su recuperación y revitalización social de uso, al reincorporar el uso residencial, de esta manera contribuimos a la convivencia y seguridad social ciudadana.”

El tiempo estimado de construcción es de aproximadamente 24 y 30 meses, se espera que antes de fin de año se culminen los procesos de ofertas, adjudicación, condiciones del Tribunal de Cuentas y contratación de empresas constructoras y se inicien las obras. Los llamados para postular al alquiler de las viviendas comenzarán cuando el avance de las obras alcance el 70 %, explicó el director de Vivienda.

Como en todos los programas del Mvotma, la ley de subsidios también aplica como herramienta para el acceso y permanencia de las familias en las viviendas. El repago de los alquileres no puede exceder el 25 % de los ingresos líquidos del núcleo familiar, condición que también se aplica a todas las modalidades de acceso que ofrece el Ministerio.

Silvana Pissano agradeció y destacó este avance: "este acuerdo con el Ministerio es importante. Son hechos concretos que permiten materializar derechos (...) son instrumentos programáticos que construyen un Montevideo más diverso, una ciudad más democrática e igualitaria" afirmó. Se explayó en la importancia que tienen la articulación, las acciones y los acuerdos a nivel nacional y departamental, para avanzar en la consolidación de derechos. Por otra parte, Morgan Doyle destacó el compromiso del BID para con estos proyectos que abogan por la revalorización de barrios históricos y a la vez contemplan los factores sociales involucrados en estos procesos.

Cabe destacar que esta acción no es aislada, forma parte de una acumulación de desarrollos formativos institucionales y de políticas que se encuadran en el Plan Quinquenal de Vivienda 2015-2019. Este programa se enmarca particularmente en Estrategia Nacional de Acceso al Suelo Urbano, que está sustentada en un esfuerzo interinstitucional dirigido a recuperar espacios urbanos degradados a través de inmuebles que pueden ser construidos o baldíos y se inscribe en una planificación urbana territorial impulsada desde el gobierno nacional a través del Ministerio y desde los gobiernos departamentales para la intensificación de la reformulación de áreas vacantes o degradadas de la ciudad.

  • Para conocer más sobre el programa Alquiler social ver aquí
Martes, 13 Agosto 2019 16:27

Medios