Tendencias y estrategias inmobiliarias

Tendencias y estrategias inmobiliarias Tendencias y estrategias inmobiliarias

La Cámara Inmobiliaria Uruguaya, CIU, organizó el IV Congreso Inmobiliario Latinoamericano Julio Villamide en Montevideo y el director Nacional de Vivienda, Salvador Schelotto, participó de la apertura en representación del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

La actividad se llevó a cabo los días 24, 25 y 26 de julio de 2019 en el Radisson Victoria Plaza Hotel y el eje temático de las conferencias fue “Tendencias, estrategias e innovaciones del Real Estate Latinoamericano".

La Cámara Inmobiliaria Uruguaya —CIU, fundada en 1987 y organizadora de este evento— contó con el auspicio de la Confederación Inmobiliaria de Latinoamérica (CILA, integrada por 19 países) y reafirmó el valor de esta instancia como espacio para la interacción de los actores nacionales e internacionales. Desde el Ministerio se aprobó el interés ministerial en el entendido que era una oportunidad para que Uruguay logre distinguirse en el mercado inmobiliario global como destino ideal de inversión junto con todos los países latinoamericanos.

En su discurso, el director Nacional de Vivienda agradeció la participación de los representantes de las asociaciones, subrayando la trascendencia del encuentro de profesionales de toda la región. Schelotto consideró la temática “Tendencias, estrategias e innovaciones del Real Estate Latinoamericano” oportuna ya que América y el mundo enfrentan una coyuntura difícil, que conlleva importantes desafíos en todos los niveles del quehacer social; y los describió como “desafíos que interpelan tanto a los actores públicos, a los sectores sociales como a los operadores privados.

Estamos hablando de los desafíos del desarrollo económico y social sostenible, con equidad y distribución (…) de enfrentar y revertir los procesos de exclusión social y de segregación socio-territorial que determinan que las sociedades latinoamericanas sean altamente desiguales no solamente en términos de los ingresos de las familias sino además desde el punto de vista de la cohesión social y la integración en el territorio.”

El director de Vivienda se refirió a Uruguay como un país que viene elevando sus índices de desarrollo económico y social, abogando por la inclusión, con mucho esfuerzo inmerso en un continente como América Latina que es el más desigual del planeta.

Aseguró que nuestro país presenta una importante previsibilidad en sus políticas, estabilidad política e institucional, marcos de transparencia en la gestión pública y reglas de juego claras.

Esto se traduce en que es una plataforma atractiva para la participación del sector privado en los procesos de desarrollo.

Schelotto enfatizó que esto queda demostrado “no solamente por las importantes inversiones privadas en vivienda y desarrollo urbanístico fundamentalmente en los ámbitos turísticos y en la logística, sino además en proyectos innovadores en materia de tecnología de la información bioeconomía, energía y más recientemente en otros rubros como infraestructura educativa, vial y ferroviaria.”

En la actualidad Uruguay es el país de la región que ostenta el mayor ingreso per cápita mientras que a su vez es el de menor desigualdad en la distribución de dicho ingreso. Diversos indicadores en materia de inclusión en el mercado formal de trabajo, cobertura de salud, reducción de la mortalidad infantil, reducción de la pobreza y de la indigencia medida por ingresos, entre otros, son reveladores de ese esfuerzo social.

Para Schelotto aún “ese esfuerzo no es suficiente, y creemos que es necesario profundizarlo y avanzar aún más. (…) Es que un buen desempeño del país en el índice de Gini, si bien es alentador, no da cuenta de la diversidad de situaciones que hacen a la calidad de vida de las personas y de las familias, y en cierto modo encubre dificultades importantes en el acceso a servicios y a bienes fundamentales.”

Schelotto convocó también al trabajo conjunto de los diversos actores:

“Es por eso que deberemos convocarnos, todos, a desafiarnos a nosotros mismos y ayudar a idear e imaginar entornos urbanos integrados y más amigables para la gente, para toda la gente, para personas de todas las edades y géneros, de todas las condiciones sociales, entornos urbanos amigables, inclusivos e incluyentes, estimulantes, diversos, heterogéneos, auténticamente vivos. Entornos en los que los espacios públicos sean ámbitos de encuentro y de enriquecimiento personal y comunitario, en los que las prácticas culturales, deportivas y recreativas estimulen el encuentro y la valoración del otro y el enriquecimiento colectivo.”El Ministerio lleva adelante la Estrategia Nacional de Acceso al suelo Urbano y ha introducido en los últimos años legislación, normativas y dispositivos institucionales que abogan por la integración e inclusión, por el acceso a la vivienda y la permanencia. El Derecho a la ciudad para todos y todas quienes habitan este país se enmarca en la aplicación de los acuerdos contenidos en la Nueva Agenda Urbana adoptada por las Naciones Unidas en la cumbre de Quito en 2016 y de los Objetivos del Desarrollo Sostenible que han servido de guía para el trabajo llevado a cabo por la cartera. El director Nacional de Vivienda cerró sus palabras con una idea firme y compartida: “El Uruguay es un pequeño gran país cuyos fundamentos como nación están asentados en la utopía de la igualdad y la prosperidad.”

Jueves, 08 Agosto 2019 16:18