fbpx

Canelones, una ciudad que se prepara ante el cambio climático

Vecinos y vecinas de la ciudad de Canelones, organizaciones sociales, técnicos y autoridades de la Intendencia Departamental, del municipio y del Mvotma compartieron una jornada de trabajo en la que intercambiaron y reflexionaron sobre temas relativos al cambio climático y la variabilidad, así como algunas de las iniciativas que se están impulsando en nuestro país para afrontar su impactos, fundamentalmente en relación con la adaptación en ciudades.

La actividad, organizada en el marco de la elaboración del Plan Nacional de adaptación al cambio climático en ciudades e infraestructuras (NAP Ciudades) , fue un primer encuentro con la población de la localidad que permitió informar sobre las actividades previstas en el NAP, además de sensibilizar sobre sus posibles consecuencias y las estrategias para crear capacidades de adaptación y resiliencia en ciudades, infraestructuras y entornos urbanos.

Canelones es una de las cuatro localidades en donde el NAP Ciudades realizará una evaluación multiamenaza considerando escenarios de cambio climático. Este primer taller forma parte de un proceso que incluye actividades de relevamiento y consulta a autoridades y técnicos calificados, además de instancias participativas en las que se busca involucrar a toda la población de la ciudad.

Como señalaron durante el taller el director de la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial (DINOT), José Freitas, así como Myrna Campoleoni, consultora principal del NAP Ciudades, la participación de la población es un aspecto central en los procesos de planificación territorial en particular y de planificación para el desarrollo en general, teniendo en cuenta que está en proceso el Plan Local para la ciudad.

En el caso específico de la planificación vinculada al cambio climático, además de los saberes técnicos que se requieren, considerando su complejidad y la necesidad de un abordaje interdisciplinario e interinstitucional, el aporte de la población es un componente fundamental para alcanzar soluciones adecuadas y consensuadas.

Son las personas que viven en Canelones las que han vivido y conocen en profundidad fortalezas y debilidades de su ciudad para afrontar fenómenos nuevos y otros que ya se han producido con anterioridad pero que el cambio climático podrá agudizar (inundaciones, olas de calor o frío, vientos fuertes, enfermedades emergentes vinculadas a nuevos vectores, entre otros).

Dimensiones de la adaptación: qué medir y cómo ponderar su relevancia

Las dinámicas de trabajo en taller se apoyaron en los avances que viene realizando el NAP para la elaboración de indicadores.

Estos permitirán que se releve y mida cuál es el nivel de adaptación de cada ciudad en relación con ciertos parámetros, realizar primeros análisis comparados de la capacidad de adaptación entre ciudades de más de 10 mil habitantes, y generar un instrumento para evaluar y hacer un seguimiento temporal que posibilite ver la evolución de la ciudad en relación con la adaptación al cambio climático.

Los participantes discutieron y opinaron sobre la relevancia de aspectos como los espacios públicos y el suelo verde en la ciudad; la existencia de una gobernanza consolidada y de mecanismos de respuesta ante emergencia adecuados; el mapeo de riesgos y su incorporación en los instrumentos de planificación territorial; la vulnerabilidad social; la educación y la investigación en temáticas de cambio climático, entre otros, vinculando cada una de estas dimensiones con los diversos impactos del cambio climático en la ciudad y valorando su importancia.

Al cierre del encuentro, se realizó una presentación de los indicadores que ya se han podido procesar para la ciudad de Canelones, un trabajo que se encuentra en proceso de elaboración y que se irá construyendo en la medida que se genere y sistematice la información requerida.

Viernes, 06 Septiembre 2019 11:46