¿Qué podemos hacer?

Existen algunos hábitos y acciones de nuestra vida cotidiana que podemos modificar y de esta forma contribuir a que todos podamos convivir en mejores condiciones, hoy y en el futuro.

Las consecuencias de los efectos del cambio climático se hacen presentes en nuestras vidas y se irán incrementando si no tomamos las medidas que nos permitan reducir los riesgos.

Es responsabilidad de todos enfrentarlo para vivir en un lugar mejor. 

Más bicicletas y transporte público y menos autos privados

cc principal innerLas emisiones de CO2 causadas por el hombre, constituyen la principal causa del calentamiento global , y una de las fuentes más comunes es el uso de transporte que utilizan derivados del petróleo como combustible. El incremento en la cantidad de vehículos privados hace que el problema también aumente.

Por eso algunas de las medidas para reducir las emisiones son:

  • En la medida de lo posible, utilizar el transporte público, así como también buscar opciones para compartir los vehículos, ya sea en el núcleo familiar u organizándose con otros allegados. De forma de que por ejemplo, no se utilice un auto por adulto. 
  • Evitar los desplazamientos cortos en auto. Los niveles de consumo de combustible y de emisión de CO2 se disparan cuando el motor aún está frío.
  • Utilizar la bicicleta, que además de no generar emisiones promueve el ejercicio saludable. Para ello contar con bici sendas en las ciudades es fundamental.

Consulte medidas para un transporte eficiente y seguro en: http://www.eficienciaenergetica.gub.uy/en-el-transporte

Hogares eficientes

Otra medida que contribuye a no empeorar las condiciones es atender la eficiencia energética, de esta forma se puede ahorrar energía, dinero y proteger el medio ambiente. Para ello hábitos muy comunes y accesibles son:

  • Utilizar lámparas de bajo consumo
  • No dejar las lucen encendidas sin razón
  • Utilizar electrodomésticos eficientes, los puede distinguir con la etiqueta A
  • Apagar los equipamientos eléctricos que no se estén utilizando
  • Desconectar todo antes de irse de vacaciones o por varios días, los aparatos enchufados gastan energía aún apagados.
  • Utilice todos los aparatos de acuerdo con las recomendaciones de uso, mantenimiento y seguridad que aconseje el fabricante.
  • Bajar la calefacción. Si se reduce la temperatura en 1 ºC, puede dejar de emitir tanto CO2 como en un trayecto por carretera de 1.600 km.
  • No calentar demasiado el agua, no es necesario regular la temperatura del calefón a más de 60 °C

Conozca más sobre buenas prácticas de eficiencia energética en: http://www.eficienciaenergetica.gub.uy/buenas-practicas

Cuidar el agua

  • Cerrar la canilla. No deje correr el agua cuando no la está utilizando y revise que no tenga pérdidas de agua en baños y cocinas.
  • Llenar el lavarropas para reducir la cantidad de lavados.
  • Lavar las frutas y verduras en un recipiente en lugar de hacerlo bajo la canilla y aprovechar el agua restante para, por ejemplo, regar las plantas. Lo mismo se puede hacer para lavar la vajilla. 

Consumo responsable

Los residuos no solo desprenden CO2 y metano a la atmósfera, también pueden contaminar el aire, las aguas subterráneas y el suelo.

Llevar una bolsa propia al supermercado y evitar las bolsas de plástico es un hábito que se puede incorporar en lo inmediato. Una bolsa de plástico tarda de 15 a 1.000 años en descomponerse.

Comprar de manera inteligente. Una botella de litro y medio requiere menos energía y produce menos residuos que tres botellas de medio litro.

En la medida de lo posible, utilizar papel reciclado. Cada tonelada de papel reciclado evita talar 17 árboles. Elegir productos con menos embalaje y no utilizar tanto papel absorbente, para limpiar un líquido derramado es mejor utilizar un trapo o una esponja.

En lo posible utilizar aparatos que pueden conectarse a la red eléctrica en vez de aquellos que funcionan a pila, y en caso de necesitar pilas, que sean recargables.

Los residuos secos, como papel, plástico, vidrio, cartón y metal, pueden ser reciclados y vueltos a utilizar. Se pueden clasificar juntándolos en una bolsa a parte del resto de residuos húmedos y llevarlos a contenedores específicos (en Montevideo están identificados con el color naranja).

Las pilas, así como las lámparas de bajo consumo, deben clasificarse a parte. Las lámparas pueden depositarse en los contenedores diseñados para ello, disponibles en Abitab y Redpagos. Las pilas cuentan con contenedores específicos, en la ciudad de Montevideo existen varios que se pueden identificar en el siguiente mapa.

Espacios naturales

 En la playa usar las bajadas y accesos habilitados de manera de conservar las dunas y su vegetación, ya que estas atenúan los efectos de las tormentas y mantienen la vegetación y fauna en esos lugares.

No retirar arena, cantos rodados o conchillas porque se acelera la erosión. Retirar arena está penalizado por ley.

Plantar árboles; uno de tamaño medio absorbe alrededor de 6 kg de CO2 al año, lo que en 40 años suma 250 kg.

Conservar los árboles existentes, ya que los bosques almacenan parte importante del carbono terrestre, su degradación o deforestación provoca la liberación de éstas reservas globales en forma de gases de efecto invernadero.

Favorecer las especies nativas es clave, el monte nativo tiene diversos aspectos vinculados a la conservación de la calidad y cantidad de las fuentes de agua, y la preservación de la biodiversidad de los ecosistemas que alberga. En zonas costeras son fundamentales para la amortiguación de eventos como temporales o lluvias intensas, frenando la erosión sobre las playas.

Información

Estar informado sobre alertas de eventos extremos reduce el riesgo a su exposición.

Fuentes: Dirección de Cambio Climático Mvotma, https://ec.europa.eu/clima/citizens/eu_es , http://www.eficienciaenergetica.gub.uy/buenas-practicas