fbpx

Gestión de residuos de envases para producción animal y vegetal

La reglamentación de la gestión ambiental adecuada de los residuos derivados del uso de productos químicos o biológicos en la actividad agropecuaria, hortifrutícola y forestal es un hecho y una obligación.

El Decreto 152/013 que lo regula, entró en vigencia en mayo de 2013, respondiendo a una problemática y una necesidad de buscar solución a la disposición de estos envases y existencias obsoletas, a través de un manejo y un destino adecuado para ellos, a partir de la promoción de buenas prácticas y la instalación de un sistema operativo de gestión que atiende al cuidado del ambiente, y apuesta a reducir  la generación futura de estos residuos.

El plazo de adhesión a un Plan de Gestión por parte de los fabricantes, importadores, distribuidores y aplicadores, vence el 29 mayo 2014, fecha límite para realizar esta acción y sumarse a esta estrategia de gestión ambiental responsable en el manejo de residuos de agroquímicos.

Esta norma aplica el principio de responsabilidad extendida (principio que se utiliza en diversas reglamentaciones a nivel mundial), que en este contexto se traduce en la obligación por parte de los actores antes mencionados, de minimizar la generación de estos residuos y de asegurar  los medios para recibir, almacenar, acondicionar, transportar y reciclar los que se generen, promoviendo su mejor aprovechamiento y el mínimo impacto en el ambiente.

La operativa del plan prevé que los puntos de distribución y venta funcionen como centros de recepción primarios de los envases de productos de agroquímicos. A su vez, estos forman parte de una red mas amplia que incluye los grandes centros de acopio, donde estos materiales vuelven a ser puestos en valor en la cadena de reciclaje. En todo el proceso de retorno del envase se contempla la existencia de dos canales: canal limpio (residuos descontaminados), y canal sucio (no descontaminados). Con este sistema se prioriza el reciclado, la reutilización y la valorización energética de los materiales frente a la disposición final.

La norma es el resultado de un proceso de análisis y ajuste con diversos actores entre los que se cuentan además del MVOTMA, MGAP, MSP, MTSS, cámaras, asociaciones y cooperativas vinculadas a la fabricación, importación y uso productos de uso agropecuario. Tiene como antecedente la experiencia del Programa “Campo Limpio”, que data del año 2005, un programa impulsado por CropLife Latin America en toda América Latina, y llevado adelante en Uruguay, por la Cámara de Comercio de Productos Agroquímicos (CAMAGRO). Esta experiencia tenía por objetivo efectuar una gestión adecuada de los residuos de envases de productos fitosanitarios, asegurando un manejo responsable de los mismos. Para ello, el sistema de “triplelavado” que promovía en el productor rural era clave en el proceso, para eliminar el carácter de “peligroso” del envase, transformándolo en un material reciclable. Si bien se trataba de un sistema voluntario, representó una experiencia de referencia para concretar el diseño y la implementación de esta nueva reglamentación.

A la fecha se encuentran en estudio varias propuestas de planes de gestión de envases.  El plan presentado por CAMPO LIMPIO es el que muestra un mayor grado de maduración, dada la experiencia mencionada anteriormente.  

En su primer año el plan propone la mejora de varios de los siete centros existentes; y para el segundo año, la incorporación de seis nuevos centros. Esto sumado la red de distribuidores permite lograr a mediano plazo una cobertura territorial razonable.

Este plan contará con su homologo para gestión de existencias obsoletas.  

Actores claves y sus obligaciones

¿Cuáles son las obligaciones para los participantes de esta cadena del sector productivo?
Fabricantes, formuladores o importadores, deberán adherir a un plan de gestión ambientalmente adecuada de los residuos y las existencias obsoletas, aprobado por DINAMA, que mantenga la trazabilidad de todos los procesos.
Los distribuidores, comercializadores y vendedores deberán funcionar como centros de recepción de los envases de los productos que comercializan, asegurando que los mismos sean dirigidos  a los Centros de Acopio, según el plan de gestión presentado. También se les exigirá participar en la difusión de los planes de gestión y velar por la minimización de existencias obsoletas.
Los aplicadores de los productos y los grandes usuarios deberán contar con un plan propio de gestión de los residuos, que forme parte del plan de gestión de los fabricantes, formuladores o importadores.
A los productores por su parte, la reglamentación les exige la aplicación del proceso de “triple lavado” de los envases, y su derivación  a centros de recepción primarios, lo que hace posible su ingreso a la cadena de reciclaje. Si bien, el decreto establece esta obligatoriedad, no se puede instrumentar un control expreso de la aplicación, por lo que se espera la adhesión y el compromiso voluntario de los productores al plan. Se trata de una práctica que responde a un tratamiento ambientalmente adecuado, y que en algunos ya se venían realizando.

Un plan que beneficia a todos

En primer lugar se trata de un plan que promueve el cuidado del ambiente a través de un sistema integral que contempla una gestión adecuada de los residuos provenientes del sector vinculado a la producción animal y vegetal.

Para el caso de los importadores y/o fabricantes se constituye en un instrumento para mejorar la competitividad del sector productivo al ofrecer un plan de gestión de residuos, y facilitar los procesos de certificación para ingresar a mercados exportadores más exigentes.   

A su vez, brinda una solución global a problemáticas y sectores con puntos en común (aspectos productivos, distribución territorial, etc.).

El decreto promueve el desarrollo de planes sectoriales o grupales frente a los individuales, con el objetivo de reducir los costos  asociados que tiene esta gestión y que recaen sobre el sector, logrando alcanzar volúmenes que permitan una optimización de dichos costos. Y que a su vez colaboren en descongestionar la operativa de los centros de acopio, producto de los remitos de emprendimientos agropecuarios de gran porte.

Para el caso de productor  busca promover su participación, montando un sistema logístico y operativo, que se le presente como una alternativa accesible, segura y amigable con la salud y con el ambiente.

Los Centros de Acopio

La logística de recolección de los envases, es un aspecto central de este Plan, para lo cual se establecen dos niveles: Centros de Recepción Primarios y Centros de Acopio, que en ambos casos cuentan con dos canales: canal limpio y canal sucio.

El Plan dispone que los Centros de Recepción Primarios funcionen en la órbita de los grandes usuarios, aplicadores y distribuidores (en forma individual y/o colectiva). Los distribuidores serán responsables de recibir los envases de los pequeños productores, y en todos los casos, serán trasladados posteriormente hacia los Centros de Acopio más cercanos.
    
Para los Centros de Acopio se establece que recibirán y acondicionarán los envases, serán los responsables de generar documentación que garantice la trazabilidad de los materiales y los direccionen hacia procesos de reciclado o destrucción, habilitados según corresponda. Estos centros serán operados por entidades independientes (intendencias, cooperativas o emprendedores privados).

El siguiente cuadro detalla los centros de acopio existentes y los proyectados.

CENTROS DE ACOPIO EXISTENTES

UNIDAD GESTORA/ UBICACIÓN

 

1. Melilla - Montevideo

Cooperativa JUMECAL / Predio de JUMECAL

2. Trinidad - Flores

Intendencia de Flores / Vertedero de la ciudad de Trinidad

3. Minas - Lavalleja

Sociedad Fomento Rural Ortiz / Predio Sociedad de Fomento Rural Ortiz

4. Rivera - Rivera

Intendencia de Rivera / Vertedero Municipal Paso del Enano

5. Rocha - Rocha

Consorcio de Distribuidores / Predio de la Soc. Agr. de Rocha

6. Lascano - Rocha

Alcaldía de Lascano / Consorcio de Distribuidores

Vertedero de Lascano

7. San José - San José

Intendencia de San José / Vertedero de la ciudad de San José

CENTROS DE ACOPIO PROYECTADOS

UNIDAD GESTORA/ UBICACIÓN

 

8. Young - Río Negro

Consorcio de Distribuidores /Vertedero de la Intendencia de Río Negro

9. Dolores - Soriano

Consorcio de Distribuidores / Predio de la Intendencia de Soriano – La Tablada

10. Durazno - Durazno

Operador Privado / Vertedero de la ciudad de Durazno

11. Melo - Cerro Largo

Operador Privado / Vertedero de la ciudad de Melo (La Pedrera)

12. Salto - Salto

Consorcio de Distribuidores / Vertedero de la ciudad de Salto

13. Tarariras - Colonia

Consorcio de Distribuidores / Predio Municipal

conocé más sobre la gestión de residuos de envases para la producción animal y vegetal aqui

Martes, 08 Abril 2014 16:25