fbpx

Primera Conferencia de las Partes sobre Mercurio

Primera Conferencia de las Partes sobre Mercurio Primera Conferencia de las Partes sobre Mercurio

Del 24 al 29 de septiembre de 2017, en Ginebra, Suiza, se desarrolla la primera reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Minamata sobre Mercurio (COP1), tras su entrada en vigor el pasado 16 de agosto. La ministra de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Eneida de León, encabeza la delegación de Uruguay; y el país reafirma su compromiso en esta nueva etapa.

Representantes de más de 150 países se reúnen para marcar un hito en sus esfuerzos por combatir la contaminación por mercurio, una de las sustancias químicas más peligrosas para la salud humana y el ambiente. "Este convenio salvará vidas (…) Ahora comienza el trabajo para eliminar el mercurio de nuestros procesos industriales y mantenerlo fuera de nuestros cuerpos y nuestros frágiles ecosistemas ", señaló Erik Solheim, Director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente.

Las partes en el Convenio de Minamata sobre Mercurio comenzarán a aplicar el nuevo tratado global que incluye la prohibición de nuevas minas de mercurio y la eliminación de las existentes; regular el uso del mercurio en la minería artesanal, de ciertos procesos industriales y de la producción de artículos cotidianos tales como ciertas lámparas fluorescentes compactas, termómetros,  baterías y empastes de dientes; así como controlar las emisiones de mercurio como subproducto de una serie de sectores industriales.

El Director Nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario, integrante de la delegación uruguaya, junto a representantes del Mvotma y Ministerio de Relaciones Exteriores, expresó: “el papel de nuestro país fue clave durante todo el proceso de negociación que llevó al texto de este Convenio, que hoy es una realidad que nos obliga a actuar en consecuencia. En Uruguay ya estamos concluyendo la elaboración de un Decreto que regula la gestión de los residuos con mercurio derivados de un conjunto de artículos, como lámparas fluorescentes termómetros y esfigmomanómetros; recientemente largamos una convocatoria a expresión de interés para operadores que quieran instalar y operar con tecnología adecuada para gestionar estos residuos; y comenzamos a desarrollar un estudio a nivel nacional para detectar el nivel medio de mercurio en madres embarazadas y recién nacidos, que es la población más vulnerable”.

El Ministerio de Salud y el Mvotma trabajan juntos en el proyecto  denominado Gestión ambientalmente adecuada del ciclo de vida de los productos que contienen Mercurio y sus desechos, junto a otros socios nacionales, entre ellos UTE y LATU. Un proyecto que apunta a implementar el Convenio de Minamata, ratificado por el Gobierno de Uruguay, a través de la Ley 19.267, con financiación del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, participación del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Mvotma como agencia implementadora. Más información aquí

Respecto de la COP 1, durante el transcurso de los encuentros paralelos, Uruguay y China firmaron un acuerdo marco de cooperación (sur-sur) vinculado a la gestión ambientalmente adecuada de químicos y desechos. Por intermedio de este convenio, el  Centro Coordinador de Capacitación y Transferencia de Tecnología del Convenio de Basilea para América Latina y el Caribe en Uruguay (BCRC Uruguay) y el Centro Regional de Capacitación y Transferencia de Tecnología del Convenio de Basilea para Asia y el Pacífico (BCRC China) acuerdan realizar actividades conjuntas, desarrollar proyectos bilaterales en el tema de químicos y desechos,  “para lograr sus objetivos compartidos, relacionados a la protección del medio ambiente”, señala el Memorando de Entendimiento firmado.

Sobre el mercurio

El mercurio es un contaminante de alcance global, se vaporiza y por lo tanto puede ser transportado a través del aire a largas distancias lejos de su fuente de emisión original, afectando al aire, el agua y el suelo.  Este metal pesado es liberado en el ambiente como resultado de una serie de actividades humanas, allí entra en la cadena alimentaria, se acumula en el cuerpo y puede causar daños graves a la salud. Los niños y las mujeres embarazadas son particularmente vulnerables a su exposición ya que puede perjudicar el sistema nervioso en desarrollo.

Si bien no es el caso de Uruguay, unos 15 millones de mineros artesanales y de pequeña escala están expuestos al mercurio en más de 70 países de todo el mundo.  

El Convenio de Minamata contiene disposiciones que se refieren a todo el ciclo de vida del mercurio, incluidos controles, reducciones y eliminación gradual, hacia el año 2020, en una gama de productos, procesos e industrias en los que se utiliza, se libera o se emite el metal. También aborda la extracción primaria de mercurio, su exportación e importación, su almacenamiento seguro y su eliminación una vez que se convierte en residuo.

Miércoles, 27 Septiembre 2017 16:52