fbpx

Limpieza e identificación de residuos en Isla de Flores

Isla de Flores Isla de Flores

El jueves 22 de agosto desde el equipo del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (SNAP) del Mvotma se organizó una jornada de limpieza, identificación y clasificación de residuos en la Isla de Flores.

La invasión de los residuos plásticos supera cualquier límite, por ello en Uruguay seguimos trabajando para regular su uso, comercialización y tratamiento.

El mundo genera 350 millones de toneladas anuales de residuos plásticos, de los cuales entre 8 y 9 millones de toneladas llegan a los mares y océanos generando una afectación grave al ambiente y a la fauna marina en particular.

En la jornada realizada en el Parque Nacional Isla de Flores se aplicó la metodología de Ocean Conservancy en la que se registran los residuos encontrados y se clasifican. Esto permite cuantificarlos, identificarlos, hacer un análisis comparativo en el tiempo, reconocer la realidad que debemos enfrentar a nivel nacional y aportar a una base de datos internacional.

Desde hace 10 años, Uruguay aplica esta metodología, y lidera a través del Mvotma el “Día Internacional de Limpieza de costas”, con apoyo de organizaciones de la sociedad civil, municipios e intendencias costeras.

Botellas plásticas de refresco, shampoo, cientos de tapitas, restos de bolsas, sorbitos, bandejas de telgopor, palillos y encendedores de plástico, redes de pesca y hasta neumáticos, fueron algunos de los residuos recogidos en la Isla.

La actividad se concretó gracias a la articulación realizada con la Armada Nacional. En particular desde el SNAP se destacó la “la buena disposición y colaboración de la Armada, especialmente REPAR por la coordinación y al Comandante y Tripulación del ROU 10 Colonia por el apoyo”.

Hace poco más de un año, en febrero de 2018, la Isla fue declarada Área Protegida en la categoría de Parque Nacional. El área, de propiedad del Estado, se encuentra ubicada entre la costa de Montevideo y Canelones, y el Banco Inglés; y es cogestionada por el Mvotma y el Ministerio de Defensa Nacional (MDN)..

Ocupa una extensión de 5.749 hectáreas. Si bien la Isla tiene 24 has. de superficie terrestre, el Parque Nacional también abarca dos millas a su alrededor con el fin de proteger de forma integral todo el ecosistema, dado que la biodiversidad de la isla depende mucho de la biodiversidad del fondo y columna de agua del Río de la Plata.

Allí habitan en el entorno de 30 especies de aves terrestres y costera, entre ellas las conocidas gaviotas cocineras, que precisamente por estas fechas están en época de anidamiento por lo que hay que tener cuidado de no pisar los nidos durante la tarea.

Entre las especies prioritarias para la conservación, se encuentran: el león marino, el gaviotín de Cayena, el ostrero y el chorlo dorado, hay un importante cangrejal y en las aguas que la rodean la tortuga cabezona y la franciscana o delfín del Plata.

El sapo grande de arenal es abundante y al parecer con frecuencia comparte sus cuevas con la rata nutria, una rata nativa de llamativo pelaje rojizo y blanco que también es una especie prioritaria para la conservación y que merece ser bien diferenciada de las ratas de origen europeo tan abundantes fuera de la isla y que transmiten enfermedades.

Algo de su historia

Quienes ven la isla desde la costa montevideana suelen tener al menos una idea de su historia reciente como lazareto para los inmigrantes que llegaban en barco y como presidio. De hecho, uno de los valores más destacables del Parque Nacional es que mantiene ruinas, como pocos sitios en el mundo, de todos los tipos de edificaciones -desde el hotel hasta el crematorio- que ilustran el procedimiento de una época.

El Parque Nacional Isla de Flores integra un conjunto de tres islas. La primera es donde está el muelle, el faro y demás infraestructura relacionada, tiene una altura máxima de 17 metros y en ella permanecían las personas en cuarentena.

La segunda isla es baja y se encuentra unida la mayor parte del tiempo a la primera, separándose solamente durante las altas mareas y tiene ruinas de las instalaciones a donde eran llevados los inmigrantes que tenían enfermedades infecciosas.

Y la tercera, que solamente se une a las otras dos durante las mayores bajantes, tiene una altura máxima de 14 metros. En esta isla es donde reposan los leones marinos, donde se da una de las concentraciones mayores de nidos de gaviotas y es en ella donde está el crematorio con su lúgubre aspecto.

Lunes, 26 Agosto 2019 09:31