fbpx

Nuevos instrumentos para mejoras de la gestión de la calidad y sostenibilidad ambiental

Reunión Reunión

El Ministerio de Economía y Finanzas, en representación del Gobierno de Uruguay, firmó tres nuevos préstamos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para mejorar la gestión de la calidad y sostenibilidad ambiental; aumentar la inversión en investigación e innovación en nuestro país; y favorecer la simplificación de trámites públicos.

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (Mvotma), la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) y Agesic respectivamente, son las instituciones destinatarias de los fondos.

El crédito destinado al fortalecimiento ambiental es de US$ 6 millones, y se destinarán a profundizar diferentes políticas como: el Plan Nacional Ambiental para el Desarrollo Sostenible y los planes de acción de cuenca, que lidera el Mvotma.

Entre los objetivos específicos aparece: fortalecer las acciones de planificación estratégica, evaluación, control y monitoreo ambiental así como reforzar la gestión integrada de cuencas prioritarias con énfasis en la disminución de cargas contaminantes de origen agropecuario.

Al respecto, el Subsecretario del Mvotma, Jorge Rucks, expresó que se trata de un proyecto que “fortalece la gestión del Ministerio como tal, en todas sus direcciones, en temas que han sido de preocupación para el país en los últimos años, como son los temas de la gestión integrada de recursos hídricos en cuencas críticas, cuencas que son abastecedoras de agua potable como la de Santa Lucía, o cuencas que hoy tienen hoy una situación muy particular por la presencia de nuevos emprendimientos industriales que ya están afectadas por el desarrollo de las actividades agropecuarias y la falta de servicios en algunas zonas como la cuenca del Río Negro”.

En referencia a la planificación estratégica se financiarán programas de ordenamiento territorial para la cuenca del río Santa Lucía y la cuenca media del río Negro tomando en cuenta la variabilidad climática.

Jorge Rucks agregó que “el proyecto permite fortalecer la capacidad ministerial en temas centrales como son el agua, el medio ambiente y el ordenamiento en el territorio, haciendo más eficiente y más eficaz el trabajo y dejando clara la responsabilidad”.

Agregó que “se toma como referencia el Plan Nacional Ambiental, recientemente aprobado, como marco para el trabajo, abordando transversalmente los temas en acuerdo con otros ministerios, como es el caso del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca para lo vinculado a los aspectos productivos rurales o el caso de OSE en lo que hace a los sistemas de saneamiento”.

Buscando la mejora de la capacidad de análisis está previsto financiar el rediseño e implementación de programas de evaluación de calidad del agua, el desarrollo de nuevas capacidades analíticas del laboratorio del Mvotma, la rehabilitación de la red hidrométrica y el establecimiento de sistemas de modelado predictivo de calidad de agua y aire en tres cuencas.

Adicionalmente, se financiará un sistema de información para el monitoreo y control de emisiones, la mejora de la calidad de procesos/procedimientos de evaluación de impacto ambiental, y el diseño y análisis de instrumentos económicos y de políticas para fomentar prácticas productivas ambientalmente sostenibles.

Entre los componentes del programa, se encuentra igualmente el refuerzo de la gestión integrada de cuencas prioritarias con énfasis en la disminución de cargas contaminantes de origen agropecuario que tiene dos líneas de acción en las cuencas prioritarias del río Santa Lucía, río Negro y laguna del Sauce.

En este sentido, se financiará la incorporación de detección remota en el monitoreo y control ambiental, el manejo y control de las zonas de amortiguación y el desarrollo e implementación de una estrategia de control de fuentes difusas de contaminación. También habrá de financiarse el diseño e inicio de promoción de nuevas tecnologías y prácticas de base agroecológica, y el diseño e implementación de un sistema de auditorías para los predios lecheros, expandiéndose a otras actividades agropecuarias.

El crédito del BID de US$ 6 millones tiene un plazo de amortización, que incluye un período de gracia de 5 años y medio, una tasa de interés basada en Libor, y cuenta con una contrapartida local de 2 millones de dólares aproximadamente. La ejecución inicia en enero de 2020.

Miércoles, 13 Noviembre 2019 09:48